A partnership with academia

Building knowledge for trade and development

Vi Digital Library - Text Preview

¿Hay Vida Después del SGP? Implicancias de la Posible Exclusión de Argentina de los Sistemas Generalizados de Preferencias de Estados Unidos y la Unión Europea

Policy brief by Dalle, Demián, Lavopa, Federico, 2011

Download original document (English)

El Sistema Generalizado de Preferencias (“SGP”) es una de las manifestaciones centrales del principio del “Trato Especial y Diferenciado” que los países desarrollados accedieron a otorgar a aquellos en vías de desarrollo en el ámbito de Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (“GATT”) y su sucesora, la Organización Mundial del Comercio (“OMC”). Este principio deriva de uno de los aspectos más elementales de cualquier noción de justicia: la igualdad entre desiguales no es igualdad. Traducido a la jerga de la OMC, este imperativo implica que los países desarrollados miembros de la OMC están autorizados a realizar concesiones unilaterales a países en desarrollo sin la obligación de extender automática e incondicionalmente dichas preferencias a todos los países miembros de la OMC. Funciona, por lo tanto, como una excepción a uno de los pilares de dicho organismo: el principio de no discriminación y, en particular, la Cláusula de la Nación Más Favorecida.

¿Hay vida después del SGP?
Implicancias de la posible exclusión de Argentina
de los sistemas generalizados de preferencias
de Estados Unidos y la Unión Europea



Demián Dalle y Federico Lavopa1


SerieBrief
# 79 | Noviembre 2011


ISSN 2222-4823


1. Los autores agradecen el valioso aporte de la Lic. Carolina Vega para la realización de este trabajo.
Las opiniones vertidas en el mismo son respondabilidad exclusiva de los autores






3


I. Introducción


El Sistema Generalizado de Preferencias (“SGP”) es una de las manifestaciones centrales del principio del “Trato Especial y Diferenciado”
que los países desarrollados accedieron a otorgar a aquellos en vías de desarrollo en el ámbito de Acuerdo General sobre Aranceles
y Comercio (“GATT”) y su sucesora, la Organización Mundial del Comercio (“OMC”). Este principio deriva de uno de los aspectos más
elementales de cualquier noción de justicia: la igualdad entre desiguales no es igualdad. Traducido a la jerga de la OMC, este imperativo
implica que los países desarrollados miembros de la OMC están autorizados a realizar concesiones unilaterales a países en desarrollo sin
la obligación de extender automática e incondicionalmente dichas preferencias a todos los países miembros de la OMC. Funciona, por
lo tanto, como una excepción a uno de los pilares de dicho organismo: el principio de no discriminación y, en particular, la Cláusula de la
Nación Más Favorecida.


Dos elementos centrales del SGP, su carácter voluntario y temporario, dificultan la concreción de este beneficio. En efecto, la falta de
previsibilidad que supone un acceso preferencial que puede retirarse unilateralmente en cualquier momento crea un ambiente muy
poco proclive a la inversión en los sectores o productos alcanzados por este sistema. Ese mismo carácter unilateral y voluntario, lo
convierte en una eficaz moneda de cambio para determinar y alcanzar otro tipo de objetivos que se encuentran dentro de la agenda de
los países centrales en la escena internacional. Así, por ejemplo, el mantenimiento de los beneficios que resultan del SGP fue utilizado
como “incentivo” para lograr que los países beneficiarios aceptaran condiciones tan diversas como la adopción de estándares laborales
y medioambientales, la ampliación de la protección de los derechos de propiedad intelectual y la implementación de programas de lucha
contra el narcotráfico y el terrorismo internacional, entre otras cuestiones.


La Argentina no ha sido inmune a la utilización de los programas de SGP como medio de presión. En el año 1997, y luego de varios años
de abierta controversia con el gobierno de los Estados Unidos por la legislación de patentes y protección de datos de prueba, Argentina
fue excluida del 50% de los beneficios que tenía bajo el SGP de dicho país. Desde fines del año 2010 la Argentina parece enfrentarse a
una situación similar. Los medios de prensa comenzaron a informar que distintos grupos de presión en Estados Unidos están solicitando
al gobierno de dicho país que suspenda beneficios del SGP a la Argentina. En forma paralela, y por razones totalmente distintas, la Unión
Europea anunció que, a partir del año 2014, excluirá a los países de “ingresos medios” –entre ellos, la Argentina-, de su programa de su
sistema generalizado de preferencias.


El presente trabajo busca presentar algunos elementos de análisis para evaluar los beneficios arancelarios otorgados a las exportaciones
argentinas en el marco de los SGP de los Estados Unidos y la UE, e indagar los efectos que podría generar un posible escenario de
exclusión total o parcial de la Argentina de estos esquemas.


ESTE DOCUMENTO SE REALIZÓ CON EL APOYO DE LA CÁTEDRA OMC-FLACSO/ARGENTINA


Demián Dalle. Economista de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Investigador del Instituto de Economía Aplicada de la Universidad
de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES). Coordinador del Departamento de Economía Internacional del Capitulo Buenos Aires de la
Sociedad Internacional para el Desarrollo. Docente en UBA y UCES.


Federico Lavopa. M.Sc. in Global Politics (London School of Economics). Licenciado en Ciencia Política y Abogado (Universidad de
Buenos Aires). Coordinador académico y profesor de la Maestría en Relaciones y Negociaciones Internacionales de FLACSO-San Andrés.




¿Hay vida después del SGP?
SerieBrief # 79 | Noviembre 2011


II. La Argentina frente a la amenaza de exclusión del SGP de los Estados Unidos


El SGP de Estados Unidos fue establecido en 1976 y, desde entonces, fue renovado en repetidas oportunidades. Hasta su último vencimiento,
que tuvo lugar en diciembre de 2010, otorgaba acceso con aranceles preferenciales a 3.400 productos provenientes de 129 países y
territorios “designados”, y a otros 1.400 productos adicionales provenientes solo de países menos desarrollados.


Si bien, como se señalara más arriba, casi todos los esquemas de SGP prevén condicionalidades para su otorgamiento, el caso de Estados
Unidos es sin dudas el que lleva más lejos esta práctica. Su Ley Comercial de 1974 prohíbe la inclusión en su SGP, entre otros, de países
que sean “comunistas”; financien al terrorismo o se nieguen a ayudar a Estados Unidos en su lucha contra el terrorismo; no cumplan
ciertos estándares laborales mínimos; incurran en prácticas comerciales desleales; implementen medidas relativas a inversiones que
distorsionen el comercio; no protejan los derechos de propiedad intelectual; expropien propiedad de ciudadanos norteamericanos sin
proveer indemnización “pronta, adecuada y efectiva”; o que no reconozcan y hagan cumplir laudos arbitrales que favorezcan a ciudadanos
norteamericanos.


La Argentina fue protagonista de uno de los más duros ejemplos de utilización de los programas de SGP como medio de presión política
internacional. Durante la primera mitad de la década del 90, el país resistió las presiones de los Estados Unidos para adoptar una
reforma de su legislación en materia de protección de patentes y datos de prueba que satisficiera las pretensiones de los laboratorios
multinacionales norteamericanos. Como resultado, luego de una profunda y abierta batalla que tuvo como actores principales al gobierno
norteamericano y al parlamento argentino, el 15 de enero de 1997 los Estados Unidos decidieron suspender el 50% de los beneficios con
que contaba en aquella época la Argentina en el marco del SGP.


Pese a que los productos excluidos del acceso preferencial en aquella oportunidad nunca fueron incluidos nuevamente, la permanencia
de la Argentina en el programa de preferencias fue renovada periódicamente, la última de ellas en octubre del presente año. Sin embargo,
cada vez con más frecuencia se escuchan voces que indican que los Estados Unidos estarían evaluando la posibilidad de no renovar los
beneficios para la Argentina, o renovarlos solo parcialmente.


El “fantasma” de una sanción comercial por parte de Estados Unidos parece haberse convertido en un terreno fértil para especulaciones
de cualquier tipo acerca de las políticas y situaciones que podría provocar esta sanción comercial. Entre las supuestas razones de esta
posible sanción comercial por parte de los Estados Unidos se han mencionado desde controversias concretas que mantiene la Argentina
con ciertos intereses privados estadounidenses, como la supuesta reticencia del país para pagar dos laudos arbitrales dictados en el
marco de las reglas del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (“CIADI”) o la situación de acreedores
internacionales que no ingresaron al canje de la deuda externa luego del default, hasta cuestiones tan abstractas como la “ruptura de
contratos”, la “imposición de barreras comerciales arbitrarias”, la existencia de la Feria (de venta informal) de La Salada, la incautación
del cargamento militar estadounidense que tuvo lugar en Ezeiza en febrero pasado, la “expropiación” de los fondos de jubilaciones y
pensiones y la “apropiación” de Papel Prensa, por nombrar solo algunas de ellas. En los hechos, sin embargo, existe muy poca evidencia
–por no decir ninguna- que relacione la amenaza de exclusión de la Argentina del SGP con algún reclamo distinto del de los bonistas no
incluidos en el canje de deuda (“holdouts”) o la supuesta falta de pago de los laudos del CIADI..


De hecho, incluso el último de estos reclamos -el único que cuadra fácilmente en alguno de los supuestos previstos por la ley comercial del
país del Norte1-, adolece de una seria falta de legitimidad. Baste decir aquí que uno de los laudos cuya ejecución está siendo reclamada a
la Argentina, CMS (actualmente en manos de Blue Bridge, un fondo inversor del Bank of America), fue recurrido por el país ante un tribunal
de apelación conformado por algunos de los juristas internacionales más prestigiosos del mundo, que reconoció la existencia de defectos
sustanciales en el razonamiento legal del tribunal arbitral, pero que dejó constancia explícita de que, por razones de competencia, se veía
impedido de anularlo.


1 La Sección 2462.b.2.E del Código de los Estados Unidos establece como causal para el no otorgamiento de beneficios bajo el SGP que: “Such country fails to act
in good faith in recognizing as binding or in enforcing arbitral awards in favor of United States citizens or a corporation, partnership, or association which is 50 percent or more
beneficially owned by United States citizens, which have been made by arbitrators appointed for each case or by permanent arbitral bodies to which the parties involved have
submitted their dispute.”




5


Por otro lado, debe tenerse en cuenta que la legalidad de de la imposición de condicionamientos al otorgamiento de beneficios en el
marco del SGP ha sido puesta fuertemente en duda desde el año 2002. Como resultado de un procedimiento iniciado por la India contra
la UE en el marco del sistema de solución de controversias de la OMC, el Órgano de Apelación de esta institución estableció que, si bien la
redacción de la cláusula de habilitación no impediría establecer diferencias entre los beneficiarios del SGP, los países que otorguen acceso
preferencia en este marco deberá asegurar que se otorgue un trato idéntico a todos los beneficiarios del SGP que se encuentren en una
situación similar, esto es, que tengan las “mismas necesidades de desarrollo, financieras y comerciales”. La discusión acerca de si las
condicionalidades que establecen actualmente los SGP de la Unión Europea y, especialmente, de los Estados Unidos, cumplen o no con
este estándar legal está lejos de haber sido saldada.


Ahora bien, supongamos que aun a pesar de las razones antes expuestas, el Gobierno de los Estados Unidos, en respuesta a alguna de
estas demandas de su sector privado, accediera a sancionar a la Argentina mediante su exclusión total o parcial del SGP: ¿cuál sería el
impacto económico que podría traer aparejada esta decisión?


Un primer elemento a tener en cuenta es la importancia del mercado estadounidense para la Argentina. Las exportaciones totales hacia el
país del Norte contabilizaron en el año 2010 un total de USD 3.483, registrando un incremento del 0,3% respecto de las ventas realizadas
en 2009. A pesar de ello, éstas todavía se encuentran un 33% por debajo del 2008, dando cuenta de una fuerte caída de la demanda
norteamericana de productos nacionales. Los productos más afectados por esta situación son, precisamente, aquellos alcanzados por el
SGP que, comparando 2010 con 2008, alcanzan una caída del 62%.


El saldo general de la balanza comercial entre Argentina y EEUU resultó negativo para el primer país por USD 2.443 millones
totalizando un incremento de USD 938 millones respecto de 2009 (+62%). Estas cifras reflejan la importancia de este mercado
que, en 2010, se ubicó cuarto, con un 5% en términos de participación de las ventas externas, liderado por Brasil con un 25%.


Del total exportado al mercado norteamericano en 2010, tan solo el 14% utilizó el mecanismo del SGP (USD 526 millones). Si bien esta
variable no es despreciable, cabe destacar que en 2008 este porcentaje había alcanzado el 25% (USD 1.400 millones).






















Cuadro 1 – EXPORTACIONES ARGENTINAS POR COMPLEJOS A EEUU


Fuente: Elaboración propia en base a datos provistos por INDEC


Complejos 2008 2009 2010 Var 2008 vs 2010
AGRIC-AG PROCES 279.622.841 249.357.719 264.554.794 -5%
AUTOMOTOR 23.008 23.491 37.200 62%
AUTOPARTES 29.989.215 29.865.050 39.667.437 32%
BS DE CAPITAL 6.407.600 3.885.279 4.712.744 -26%
BS DE INFORMAT Y TELEC 334.718 113.153 140.335 -58%
CALZADO 1.820 - 1.500 -18%
FERTILIZ Y AGROQUIM - 73.128 - -
MADERA Y MUEBLES 14.092.048 5.355.131 7.029.642 -50%
MAQUINARIA Y APARATOS 3.603.372 2.604.843 4.059.971 13%
MATERIAL DE TRANSPORTE 9.911.140 6.264.581 10.579.846 7%
MERCADERIAS VARIAS 1.597.402 629.117 781.645 -51%
MINERALES Y COMBUSTIBLES 4.082 13.824 - -100%
OPTICA FOTO E INSTR MEDICO 197.886 72.721 615.608 211%
PAPEL Y EDITORIAL - - -
PIEDRA CERAMIC VIDRIO Y MANUF 11.717.371 5.951.856 10.206.176 -13%
PLASTICO Y CAUCHO 9.887.602 6.552.749 5.638.126 -43%
QUIMICO 988.070.350 171.080.973 159.032.453 -84%
SIDERURG METAL 44.840.297 18.986.360 19.227.376 -57%
TEXTIL E INDUMENTARIA 132.034 130.342 83.845 -36%
Total SGP 1.400.432.786 500.960.317 526.368.698 -62%
% SGP 25% 13% 14%
Total exportaciones 5.680.000.000 3.821.000.000 3.739.000.000 -34%




¿Hay vida después del SGP?
SerieBrief # 79 | Noviembre 2011


Un segundo aspecto que se destaca de la utilización del SGP es la creciente “primarización”. Como puede observarse en el Gráfico
1 incluido a continuación, en 2008 la participación mayoritaria estaba en manos del sector químico (71%), mientras que los bienes
agrícolas y agrícolas procesados eran el 20% del total. En 2010 este último rubro ascendió a 50%, con una fuerte presencia de productos
primarios sin procesar: un 54% del rubro estuvo compuesto de cueros, frutillas, manzanas, quesos, aceitunas, maíz en grano, despojos
de preparaciones de carne, azúcar.


Por su parte, el sector químico -que incorpora mayores niveles de valor agregado a su producción- contabilizó un 30% del total exportado
en 2010 a través del SGP. Los principales productos en este rubro fueron principios activos y disolventes industriales, ambos insumos
intermedios, cuyas compras parecieran responder a decisiones de grandes empresas multinacionales. Por lo cual, es probable que su
potencial exclusión del SGP se encontraría con la oposición de importantes sectores domésticos de los EEUU, que verían encarecidos sus
costos de producción.






















Gráfico 1: Participación en SGP de EEUU por categoría de producto


Fuente: Elaboración propia en base a datos provistos por INDEC


Un último elemento a tener en cuenta es la preferencia arancelaria que, en promedio, alcanza el 2,6%. Con respecto a los máximos
arancelarios se observa que en el complejo de bienes agrícolas y agrícolas procesados el gravamen alcanza a 79,1%. Cabe destacar, sin
embargo, que esta “pico” arancelario refleja fundamentalmente la posición NCM 200811 (“Maní / Cacahuates”). El segundo lugar del
ranking de los aranceles que gravan el complejo presenta una alícuota de tan solo 17%, lo que evidencia la gran brecha existente entre
ambas posiciones y la forma en la que un solo producto eleva artificialmente el promedio general.














AUTOPARTES
8%


AGRIC-AG
PROCES


50%


SIDERURG
METAL


4%


QUIMICO
30%


OTROS
BIENES


8%


Partipación 2010


AUTOPARTES
2%


AGRIC-AG
PROCES


20%


SIDERURG
METAL


3%


QUIMICO
71%


OTROS
BIENES


4%


Partipación 2008




7


























Cuadro 2 – Análisis de los Aranceles NMF de EEUU de los productos exportados por Argentina


Fuente: Elaboración propia en base a datos provistos por INDEC


En suma, la importancia del SGP de los Estados Unidos para Argentina es relativa. La preferencia desgravada es prácticamente nula, y las
exportaciones argentinas que gozan del beneficio representan solo el 14% de las ventas totales hacia ese mercado, y menos del 0,007%
del total exportado por el país. Por otro lado, las ventas que se benefician de la preferencia están fuertemente concentradas en productos
primarios de baja incorporación de valor agregado local.


En ese contexto de relativa importancia, en caso de que este acceso preferencial sea eliminado, se estima que los sectores que
probablemente puedan verse perjudicados dado que son los que reciben la preferencia más alta son aquellos vinculados con calzados,
plásticos y cauchos y textil e indumentaria. Las ventas de estos complejos alcanzan a USD 5.723.471, y representan el 0,153% de las
exportaciones totales a EEUU.


III. La Argentina y su posible “graduación” del Sistema Generalizado de Preferencias de la Unión Europea


El SPG de la Unión Europea es el más antiguo y el más amplio –en términos de nivel de cobertura de productos- de todos los sistemas de
preferencias aplicados por países desarrollados. En el marco del mismo se otorga acceso con aranceles preferenciales a aproximadamente
6.350 productos. Fue establecido en 1971 y, desde entonces, fue renovado en varias oportunidades. El SGP actual se puso en vigencia
mediante el Reglamento 732/2008, en vigor desde enero de 2009, y expirará el 31 de diciembre de 2011. En 2010 la Comisión Europea
presentó una propuesta de renovación de su esquema de preferencias hasta fines del año 2013, y una propuesta de reforma del sistema,
que debería empezar a funcionar a partir del año 2014. En el nuevo esquema, los países que califiquen como países de renta per cápita
media-alta según el índice del Banco Mundial se “graduarían” del sistema y, por lo tanto, quedarían excluidos de sus beneficios. De
aprobarse esta propuesta de reforma, la Argentina -junto con otros 48 países que el Banco Mundial clasifica actualmente como de
ingresos medios-altos y que reciben actualmente beneficios en el marco del SGP de la UE-, podrían ser excluidos del sistema generalizado
de preferencias europeo.


Complejos Promedio de NMF
Máx de


NMF
AGRIC-AG PROCES 3,6 79,1
AUTOMOTOR 1,5 2,3
AUTOPARTES 2,1 7,2
BS DE CAPITAL 2,0 7,0
BS DE INFORMAT Y TELEC 1,1 4,6
CALZADO 4,0 9,6
FERTILIZ Y AGROQUIM 0,6 2,9
MADERA Y MUEBLES 2,0 6,7
MAQUINARIA Y APARATOS 1,5 8,0
MATERIAL DE TRANSPORTE 1,5 3,5
MERCADERIAS VARIAS 3,2 14,4
MINERALES Y COMBUSTIBLES 2,0 6,4
OPTICA FOTO E INSTR MEDICO 2,3 7,2
PIEDRA CERAMIC VIDRIO Y MANUF 4,4 15,2
PLASTICO Y CAUCHO 4,2 9,9
QUIMICO 3,2 6,5
SIDERURG METAL 2,8 10,0
TEXTIL E INDUMENTARIA 4,3 11,5
Promedio Total 2,6 11,8




¿Hay vida después del SGP?
SerieBrief # 79 | Noviembre 2011


La UE es un mercado importante para las ventas argentinas. En 2010, se ubicó en el segundo lugar de los principales destinos con € 9.329
millones (17,2% del total) representando un aumento del 14% respecto de 2009 (€ 8.203 millones). A diferencia del caso anterior, esta
relación comercial le dejó a Argentina un saldo positivo, de € 1.933 millones aunque, como en el caso anterior, todavía las ventas están un
12% por debajo de las registradas en 2008.


Según el cuadro que se incluye más abajo, las exportaciones que utilizaron el canal preferencial en 2009 alcanzaron la suma de € 1.830
millones, es decir, el 22% del total. Si bien este dato podría dar a primera vista la impresión de que se trata de un beneficio de gran
importancia, debemos analizar en detalle dos cuestiones fundamentales: su composición y el nivel de preferencia.


En cuanto al primero de estos aspectos, un informe elaborado por la Dirección General de Comercio de la Comisión
Europea indica que en 2009 las exportaciones argentinas hacia ese mercado están compuestas en un 79,4% por
productos primarios y un 20,3% por manufacturas, dando cuenta de la marcada segmentación de su utilización.




















Cuadro 3 – Exportaciones Argentinas a la UE de las posiciones que utilizan el SGP


Fuente: Elaboración propia en base a datos de EUROSTAT.


Como se observa en el Gráfico 2 incluido a continuación, al igual que en el caso norteamericano, la participación de los sectores también
refleja un alto grado de concentración: el sector de bienes agrícolas/agrícolas procesados alcanza el 54%, al tiempo que el complejo
químico representa un 34%. En suma, estos dos sectores utilizan prácticamente el 90% de las preferencias otorgadas por la UE.





Complejo SGP Participación


AGRIC-AG PROCES 996.097 54%
AUTOMOTOR 50.018 3%
AUTOPARTES 95.807 5%
BS DE CAPITAL 10.516 1%
CALZADO 687 0%
MADERA Y MUEBLES 437 0%
MAQUINARIA Y APARATOS 14.246 1%
MATERIAL DE TRANSPORTE 4.476 0%
MERCADERIAS VARIAS 1.198 0%
MINERALES Y COMBUSTIBLES 4.182 0%
PIEDRA CERAMIC VIDRIO Y MANUF 967 0%
PLASTICO Y CAUCHO 3.445 0%
QUIMICO 628.308 34%
SIDERURG METAL 18.784 1%
TEXTIL E INDUMENTARIA 2.420 0%


Total general 1.831.586 100%




9











Gráfico 2 - Participación de exportaciones en SGP UE por categoría de producto


Fuente: Elaboración propia en base a datos de EUROSTAT.


Ahora bien, ¿Existe realmente una diferencia arancelaria que incentive a los exportadores nacionales para que puedan acceder a ese
mercado en detrimento de otros productores internacionales?


Cuadro 4 –Análisis de los Aranceles NMF de la UE de los productos exportados por Argentina y las preferencias del SGP.


Fuente: Elaboración propia en base a datos de EUROSTAT.


AGRIC-AG
PROCES


55%


AUTOMOTOR
3%


AUTOPARTES
5%


QUIMICO
34%


OTROS
3%


Partipación 2009 -
Complejos Exportadores a UE


Complejo Promedio de Arancel NMF
Máximo
Arancel NMF


Mínimo
Arancel NMF


Promedio de
Preferencia (%)


AGRIC-AG PROCES 10% 58% 2% 3%
AUTOMOTOR 10% 10% 10% 4%
AUTOPARTES 4% 14% 2% 3%
BS DE CAPITAL 2% 3% 2% 2%
CALZADO 5% 7% 3% 3%
MADERA Y MUEBLES 7% 7% 7% 4%
MAQUINARIA Y
APARATOS 3% 4% 2% 3%


MATERIAL DE
TRANSPORTE 3% 4% 2% 3%


MERCADERIAS VARIAS 3% 3% 3% 3%
MINERALES Y
COMBUSTIBLES 1% 1% 1% 1%


PIEDRA CERAMIC
VIDRIO Y MANUF 4% 7% 2% 3%


PLASTICO Y CAUCHO 5% 7% 3% 4%
QUIMICO 6% 8% 3% 5%
SIDERURG METAL 3% 8% 2% 3%
TEXTIL E
INDUMENTARIA 11% 12% 8% 4%


Total general 7% 58% 1% 4%




¿Hay vida después del SGP?
SerieBrief # 79 | Noviembre 2011


El cuadro 4 muestra que la preferencia otorgada, entendida como la diferencia entre el arancel aplicado y el arancel NMF, no supera en
promedio el 4% y su nivel máximo alcanza el 5%. Solo el 5% del total remitido al mercado europeo, son productos que, en caso de ser
excluidos del SGP, estarían sujetos a un arancel NMF superiores al 15%, pero que a su vez hoy se encuentran tributando al menos un
10%. Este hecho refleja la necesidad de abastecimiento del Viejo Continente y la probable inexistencia de producción europea de estos
productos.


En consecuencia, podría afirmarse que, al igual que en el caso del sistema de preferencias de los EE.UU., la importancia del SGP de la UE
para Argentina es relativa. Si bien el el 22% del total de las exportaciones hacia el bloque europeo utilizan estos beneficios arancelarios
(contra el 14% en el caso estadounidense), el nivel de concentración de éstas en productos primarios es más acentuado. Además, la
preferencia promedio otorgada es modesta y una parte importante de ellos el arancel (más del 54%) pasaría a tributar un promedio de
10% en caso que fuera retirado del SGP. Entre los sectores más afectados se encontrarían los complejos químicos, de autopartes, y de
textil e indumentaria, dado que son quienes reciben la preferencia más elevada. Debe observarse no obstante que éstos remiten unos €
747.112 con acceso diferencial y equivalen a tan solo el 0,009% del total de las exportaciones a la UE.


IV. Conclusiones


El SGP es el resultado de una demanda de larga data de los países en desarrollo. Estos países consideraban que el acceso preferencial a
los mercados centrales constituiría una herramienta fundamental para aumentar las posibilidades de diversificar sus exportaciones. Sin
embargo, el carácter unilateral y temporario del sistema que resultó de las negociaciones en el marco de sistema multilateral de comercio
disminuyó sensiblemente su capacidad de cumplir con esta meta. En cambio, el SGP se convirtió en un eficaz instrumento de presión de
las economías desarrolladas, para promover el apoyo de los países en desarrollo en diversos aspectos de sus agendas internacionales.


Argentina constituyó un triste ejemplo de la utilización del SGP con fines políticos. En el año 1997 perdió la mitad de los beneficios que
recibía bajo el SGP de los Estados Unidos, como producto de su firme oposición a adoptar una ley de patentes y protección de datos
de prueba que satisficiera a la industria farmacéutica de dicho país. Hay indicios de que esta misma situación podría repetirse en estos
días. Una serie de grupos de interés en Estados Unidos están promoviendo una sanción de este tipo para la Argentina, en base a diversas
razones, que se extienden desde la supuesta renuencia del país a pagar dos laudos arbitrales adoptados en el marco del CIADI, hasta la
existencia de la Feria de la Salada. Por razones totalmente distintas, es muy probable que la Argentina sea también excluida del SGP de
la Unión Europea.


El presente trabajo buscó presentar algunos elementos para evaluar el impacto que podría tener para la Argentina la pérdida de su acceso
preferencial a estos dos mercados. Un análisis detallado de las características, cantidad, valor y preferencia de los productos argentinos
exportados bajo los regímenes de SGP de EE.UU y la UE muestra que el impacto sería, a lo sumo, limitado. El volumen de exportaciones
cubiertas por estos beneficios es acotado, los productos que se benefician del sistema se encuentran claramente concentrados en bienes
primarios, con bajo valor agregado y, en la mayoría de los casos, el nivel de preferencia otorgado a los bienes argentinos es reducido.


Estas consideraciones hacen pensar que, más allá del perjuicio que podrían sufrir algunos sectores puntuales, la Argentina no debería
permitir que las posibilidades de retiro de estos beneficios se conviertan en un obstáculo para continuar implementado las herramientas
de política comercial externa que considere más adecuadas para continuar en la senda de su desarrollo económico.




11




www.latn.org.ar


FLACSO ARGENTINA
Ayacucho 555, C1026AAC | Buenos Aires, Argentina


Teléfono: + 54 11 52 38 93 00 | Fax: + 54 11 43 75 13 73
Contacto y suscripciones: latn@latn.org.ar




Login